LA FIEBRE DEL ORO

LA FIEBRE DEL ORO

Por Miriam Sánchez

En los tiempos que corren, el oro se ha convertido en uno de los activos de mayor valor, considerado por muchos como un refugio seguro en el que invertir. Cuando la incertidumbre va aumentando cada vez más acerca de si finalmente se firmará un acuerdo entre China y Estados Unidos el próximo 15 de enero, a poco más de una semana, esta tendencia parece acrecentarse por momentos.

A estas alturas, Donald Trump ya ha asegurado que ve a China como un importante aliado a nivel estratégico, pero que es crucial saber contenerle ya que temen que Pekín planee una estrategia de expansionismo agresivo. Aunque es cierto que llegaron a un acuerdo en la fase uno, ahora mismo es preciso que superen la fase dos, mucho más complicada y delicada que la primera. China se ha comprometido con el país americano a comprar más productos agrícolas, entre otros, y ciertas concesiones en lo que se refiere a propiedad intelectual, y mientras tanto Estados Unidos está dispuesto a suspender la imposición de aranceles que tenía prevista a 160.000 millones de dólares en exportaciones chinas, eliminando también algunos de los aranceles que ya habían interpuesto con anterioridad.

La economía mundial podría seguir en fuerte peligro de recesión

Esta tendencia se ha reflejado claramente en los mercados, pues de seguir encrudeciéndose las relaciones entre ambas potencias mundiales la economía mundial habría sido empujada a una fuerte recesión, provocando un desplome de todas las bolsas. Pero no debemos confiarnos, y es que el 2020 ha empezado con una incertidumbre enorme puesto que de momento estamos simplemente ante una tregua que no sabemos cómo terminará. Aunque se van a mantener los aranceles, este compromiso puede acabar en el momento en que alguna de las partes incumpla sus compromisos. La debilidad de esas relaciones queda reflejada claramente en el ambiente financiero.

Con el intento de China de alcanzar la autonomía, Estados Unidos la ve como una amenaza constante de cara a su seguridad económica, por lo que el país americano hará todo lo posible en todo momento por tratar de contener al gigante chino en cuanto a la industria tecnológica fundamentalmente. Por ejemplo, respecto del año 2017 se ha reducido ya un 80% la inversión en China, y en este momento lo que se está tratando de llevar a cabo es la prohibición de que fondos públicos de pensiones estadounidenses puedan realizar inversiones en empresas chinas excluyendo también a estas compañías de las bolsas estadounidenses.

Las tendencias económicas en el mundo empiezan a tomar otro rumbo

Hablando desde otro punto de vista, se está empezando a observar un cambio de tendencia hacia la desglobalización y la fragmentación tanto económica como financiera. Son relaciones de rivalidad y competitividad muy complejas de superar, y en cualquier momento podría llegar a desatarse un enfrentamiento mucho más crudo que podría tener unas consecuencias fatales a nivel mundial, y aquí es donde juega el papel de Donald Trump. Quizás incluso por eso, con el juicio político, desde el propio país estadounidense estén tratando de pararle los pies, intentando evitar lo peor, un escenario muy seguro si no se trata de imponer la diplomacia por encima de todo.

Con la manera de actuar del presidente de los Estados Unidos, se ha provocado una fuerte división en Occidente que hace muy complicado un fortalecimiento que pueda hacer frente al país chino. Quizás, aunque podría ponerles las cosas muy complicadas más a corto plazo, los chinos prefieran que en 2020 Donald Trump salga reelegido después de todo, ya que si sigue rompiendo relaciones estratégicas que ayudan a acrecentar la fortaleza de Estados Unidos, podría favorecer a que China siga haciéndose cada vez más grande.

Análisis técnico del oro

En este contexto, se ha sabido que China no ha parado de comprar grandes cantidades de oro en los últimos meses. Son conscientes de la debilidad del crecimiento de la economía últimamente, y cuando hablamos de oro hablamos de una inversión segura en épocas de crisis e incertidumbre, ya que se trata de un activo refugio con el que poder seguir enriqueciéndose a pesar de las adversidades. Y la prueba más clara nos lo da el gráfico del oro, el cual pasamos a analizar. Si bien es cierto que ha tenido momentos de retroceso y consolidación, esta materia prima ha estado en una clara tendencia alcista desde julio de 2018, cuando empezaron a debilitarse las relaciones entre ambas potencias mundiales. Sin embargo, quiero destacar la fuerte tendencia alcista, mucho más acelerada, que se produjo desde junio de 2019 con la imposición de aranceles. Los fuertes enfrentamientos entre ambas partes provocaron subidas enormes en el oro.

Aunque el los últimos meses, y según podemos observar en el gráfico, el precio ha mostrado una fuerte lateralización en forma de consolidación, parece que esta tendencia habría llegado a su fin anunciando nuevas subidas con las dudas que genera si realmente logrará firmarse un acuerdo este próximo 15 de enero. No está muy claro, dado que la fase dos aun no ha llegado a su fin, y no se está muy claro de cómo terminará, pero lo que sí es seguro que esta fuerte incertidumbre no está provocando otra cosa que estas fuertes subidas. Tengamos en cuenta también que no se ha querido mostrar el contenido de este acuerdo, y han anunciado que no saldrá a la luz hasta que no sea firmado, algo que levanta más sospechas todavía.

Por el momento, esta subida nos ha llevado a alcanzar máximos de 2013, y tenemos al precio en el techo de 1553. Aunque las caídas también nos permitirán entrar en venta, tenemos que ser conscientes de que las mejores oportunidades seguirán siendo en compra siempre y cuando sigamos sumergidos en esta fuerte incertidumbre. Pero no esperemos subidas constantes, ya que estas no darán la consolidación suficiente, en ocasiones podremos ver alguna que otra lateralización para coger impulso y seguir subiendo. Debemos evaluar la posibilidad de que el precio rompa el techo de 1553, y en ese caso iremos planteando distintos objetivos poco a poco como podría ser el primero planteado en 1617.

De continuar esta tendencia, la meta clave es 1883, techo que alcanzó en 2010 debido a la crisis mundial. La pregunta es: ¿continuará la inestabilidad de la economía y hará llegar al oro a estos extremos?

 

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.