COMIENZA UNA SEMANA DECISIVA EN EL FUTURO DE REINO UNIDO

Este próximo martes, 12 de marzo, comenzará la votación de los diputados en el Parlamento Británico, lo cuales decidirán acerca de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, en concretar o postergar la fecha en un principio prevista para el 29 de marzo, cuando 3 años antes tuvo lugar el referéndum sobre el brexit. Y es que, por el momento, las negociaciones siguen en el tejado de Bruselas, puesto que los británicos prosiguen en su intento de lograr finalmente una modificación en el acuerdo que ya se firmase con la Unión Europea el pasado mes de noviembre.

Recordemos que dicho texto fue posteriormente, el 15 de enero en concreto, rechazado por el Parlamento Británico. Desde entonces, la Primera Ministra no ha parado de luchar con todas sus fuerzas para conseguir una nueva concesión por la parte europea, aunque también ha tratado de convencer a los diputados de su país para tratar que cambiasen de opinión al respecto, con unos resultados muy desalentadores hasta el momento. Con un 29 de marzo cada vez más cerca, los británicos trabajan constantemente a contrarreloj afrontando de momento la negativa de Bruselas de volver a abrir las negociaciones. Como última medida desesperada, no obstante, es muy posible que Theresa May vuelva nuevamente a Bruselas este lunes, 11 de marzo, para tratar de negociar alguna posible concesión y no volver con las manos varías delante de la Cámara de los Comunes.

¿Qué posibilidades se presentan esta semana?

De cualquiera de las maneras, May se enfrentará una vez más este martes al Parlamento para someter a nueva votación los planes sobre la retirada del Reino Unido.      En caso de salir adelante dicho acuerdo, el Reino Unido, después de 46 años de pertenencia ante lo que antes se conocía como la Comunidad Económica Europea, tendrá una salida ordenada. Sin embargo, si se rechaza, el miércoles tendrá lugar una nueva votación donde se preguntará a los Parlamentarios si desean salir sin un acuerdo, un escenario que siempre ha sido rotundamente rechazado, ya que ha suscitado fuertes preocupaciones entre muchos de ellos por las negativas consecuencias económicas que podría desencadenar.

Por otro lado, si los diputados rechazan una ruptura sin acuerdo, el miércoles tendrá lugar una nueva votación sobre una nueva propuesta: aplazar el brexit de manera limitada más allá del 29 de marzo, un aplazamiento que debería ser previamente justificado para poder salir adelante.

Sin embargo, las alternativas no solo quedan aquí. En el caso de rechazarse un brexit sin acuerdo, es posible que tuviese lugar posteriormente una nueva votación sobre el mismo, algo que permitiría dar la oportunidad a todos aquellos partidarios del brexit de apoyar el acuerdo antes de aplazar la fecha del 29 de marzo y así poder evitar la posibilidad de que el país quedase asumido en una fuerte incertidumbre.

La frontera de Irlanda del Norte, principal protagonista

Como bien es sabido, el problema fundamental en las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido reside en el “backstop” o, lo que es lo mismo, un dispositivo que trata de evitar el retorno de una frontera física entre Irlanda, miembro de la Unión Europea, e Irlanda del Norte, la cual abandonaría la Unión Europea. En su momento, esta salvaguarda se concedió para preservar los acuerdos de paz de 1998 y la integridad del mercado único europeo.

De esta manera se intenta el mantenimiento del país británico en una unión aduanera con la Unión Europea y un alineamiento más estrecho de Irlanda del Norte con las normas de la misma. Todos aquellos que defienden el brexit rechazan fervientemente este acuerdo debido a que consideran que impide romper todos los vínculos con la Comunidad Europea, temiendo así que el país pueda quedar permanentemente atrapado en una unión aduanera con la Unión Europea, no pudiendo así negociar por su cuenta acuerdos comerciales con otros países.

La negativa de Bruselas a realizar concesiones

A pesar de que son muchas las reuniones e intentos de modificar las condiciones las que se han hecho por parte de Gran Bretaña, Bruselas sigue negándose a realizar las concesiones que el Reino Unido desea para poder modificar las disposiciones pertinentes. Este pasado sábado, 9 de marzo, Philip Hammond, Ministro de Finanzas, ha pedido a los diputados que respaldasen el acuerdo en cualquier caso, lo que deja bastante claro cuáles son las intenciones de la Unión Europea de realizar concesiones a última hora.

Por otro lado, y como principal formación de la oposición, el Partido Laboralista ya ha expresado su intención de rechazar de manera rotunda el texto, ya que tal cual ha expresado la diputada Emily Thornberry a la revista Times, están completamente en contra del acuerdo. Tal y como siguió expresando, en caso de llegar a ser adoptado deberá ser sometido al voto de los británicos.

Para tratar de ganar votos a favor, Theresa May también he advertido sobre la fuerte incertidumbre que generaría un rechazo del acuerdo. Sus palabras son bastante claras al respecto este pasado viernes: “Apoyen el acuerdo y el Reino Unido saldrá de la Unión Europea. Rechácenlo, y nadie sabe lo que ocurrirá”. Si la Primera Ministra fracasa, será vista a nivel mundial como la persona que arriesgó el futuro del país por insistir hasta los últimos días antes del 29 de marzo con su plan. Recordemos que esta mujer llegó al poder semanas después del referéndum de 2016 tras la dimisión del primer ministro conservador David Cameron.

Desde entonces, han sido muchos los ataques de euroescépticos y proeuropeos los que han hecho que se tambalee en numerosas ocasiones. A lo largo de su mandato, de hecho, muchos de sus ministros la han abandonado, entre ellos, por ejemplo, Dominic Raab y David Davis.

 

El brexit a nivel empresarial

En el caso de que la votación del martes no salga adelante nadie sabe lo que pasará, ya que en todo lo que suceda a continuación habrá una incertidumbre total. Por su parte, muchos ejecutivos de empresas están muy preocupados por lo que pueda pasar en Londres a partir de los próximos días, y aseguran que la reputación de Reino Unido ya se ha visto dañada como destino europeo para la inversión extranjera. Algunas empresas opinan que un aplazamiento del brexit es positivo, pero no todas piensan de esta manera.

[‎2/‎25/‎2019 9:34 AM]  Santiago Vazquez-Munoz: 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.

Los CFD son instrumentos complejos y presentan un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 74% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando operan CFD con este proveedor. Es preciso que considere si entiende bien cómo funcionan los CFD y si puede permitirse correr el riesgo, que es elevado, de perder su dinero.