EFECTOS DEL ATAQUE IRANÍ EN EL PETRÓLEO: ANÁLISIS DETALLADO

El conflicto que tuvo lugar la semana pasada entre Estados Unidos e Irán mantuvo en vilo a los mercados financieros, especialmente el petróleo, sobre todo cuando Donald Trump se disponía al día siguiente a hacer unas declaraciones valorando los acontecimientos para tomar medidas, quedando al final solamente en una imposición de aranceles a modo de sanción. Las bolsas en todo el mundo comenzaros cayendo ante los ataques, pero el petróleo marcó una tendencia alcista muy diferente al resto, llegando a superar incluso los 70 dólares por barril en Europa. Debemos recordar, por otro lado, que Irán ocupa el puesto quinto dentro de la producción de petróleo en la OPEP, produciendo nada más y nada menos que 2.1 millones de barriles diarios. Además, este país redujo su producción en un 40% desde noviembre de 2018, momento en que Estados Unidos decidió amenazar a todos aquellos Estados que comprasen crudo al mundo islámico. Es una de las razones por las que Repsol y Cepsa no han importado petróleo de Irán desde ese mismo momento.

Es cierto, por ejemplo, que España no se vio afectada puesto que recibe suministros de 16 países. Por ejemplo, Estados Unidos pasó a convertirse en el sexto país suministrador, con Nigeria a la cabeza.

 

¿Qué esconden los enfrentamientos entre Estados Unidos e Irán?

Por otro lado, según ya se ha afirmado, el presidente estadounidense tendría como objetivo con sus acciones desestabilizar la industria petrolera de Irán e Irak con el objetivo de ser líder a nivel mundial. Pero es algo más complicado de lo que podemos imaginar en un principio, puesto que Irán tiene la sartén por el mango, y si decide tomar alguna medida severa, como el bloqueo de uno de los estrechos más estratégicos como es el de Ormuz, por el que circulan importantes cantidades de petróleo a escala mundial, habría importantes problemas de abastecimiento, provocando por consiguiente importantes subidas en su precio. Sin embargo, Estados Unidos sería el Estados menos perjudicado de todos.

Por esta razón Trump ha tratado de infundir tranquilidad y no llegar a mayores para evitar fatales consecuencias, afirmando que “todo está bien”. Esto provocó que esta materia prima volviese a retroceder en un 4%. Cabe decir también que el ataque de Irán a Estados Unidos no provocó heridos, únicamente daños materiales. Y las compañías de vuelo, por ejemplo, también han sufrido las consecuencias: Air France ha visto desplomarse sus acciones en un 3%

tras cancelas todos los trayectos que sobrevolasen el espacio aéreo de Irán e Irak, mientras que Lufthansa redujo su cotización en un 2% cuando decidió no suspender todos sus vuelos con destino a Teherán.

Si nos centramos en lo relativo al petróleo de Estados Unidos, el de Texas baja un 0,2% únicamente debido al aumento de las reservas de esta commodity. Tras un análisis detallado de la situación actual a nivel fundamental de todo lo que concierne al petróleo en relación a los preocupantes acontecimientos acaecidos en torno al conflicto de Estados Unidos e Irán, el cual podría simplemente quedar en una “anécdota”, es necesario que evaluemos la situación del gráfico a nivel de análisis técnico para valorar las mejores señales de entrada, tendencias, y ver qué nos puede deparar este año 2020 que solo acaba de comenzar.

Análisis detallado del petróleo y niveles importantes a tener en cuenta en nuestra operativa

A lo largo de los últimos meses hemos sido testigos de cómo el petróleo iba disminuyendo de manera progresiva su volatilidad hasta el punto de ir encerrándose en un intervalo cada vez menos. Pues bien, si analizamos esta lateralización progresiva en más detalle observaremos que se ha llegado a formar un triángulo simétrico, el cual en noviembre de este año anterior logró confirmar su ruptura, realizando además máximos por encima del techo de 68, nivel clave para confirmar dicha ruptura. De esta manera, se genera una clara proyección alcista que, salvo por imprevistos que se puedan generar en relación a los análisis fundamentales, hace que nos decantemos claramente por las operaciones en compra como operativas en favor de tendencia. Son objetivos muy ambiciosos y por supuesto que no soy partidaria de tenerlos en cuenta hasta el momento, pero si hacemos los cálculos precisos este triángulo arroja una proyección alcista que podría alcanzar los 98 dólares por barril. Sin embargo, es una proyección muy ambiciosa y no la aprovecharemos como tal, solo nos iremos dejando llevar por las operaciones en compra de este par, pero con objetivos más seguros que nos permitan beneficios más tangibles en este momento.

Por otro lado, quiero comentar también todo lo relativo a la caída de los últimos días en forma de estabilización, fruto de la tranquilidad infundida por Trump tras los acontecimientos acaecidos con Irán. Según el análisis que he realizado para evaluar la caída, llego a la conclusión de que se trata de un retroceso y, teniendo en cuenta que las ventas son más inseguras dado que se trata de operativas en contra de tendencia, incluso el gráfico podría bajar hasta apoyarse en la tendencia alcista más acelerada que podemos observar en el gráfico, con una gestión de riesgo adecuada, ajustando el stop los y siempre y cuando el precio, en más corto plazo, siga realizando máximos cada vez inferiores como estrategia para ir ajustando progresivamente nuestra limitación de pérdidas.

Datos que modifiquen la tendencia

Tendremos que estar muy preparados para que, a la mínima señal de apoyo, consolidación y nueva imposición en compras volvamos a aprovechar señales alcistas en favor de tendencia con las referencias que he indicado previamente. Una señal más bajista la tendríamos si el gráfico es capaz de realizar mínimos por debajo de 60.7 y, con mayor seguridad, por debajo de 57.5, en cuyo caso tendería a caer más. Como podemos observar son niveles muy alejados, por lo que de esta manera seguiremos teniendo en cuenta los largos como operativas más óptimas de entrada en los mercados.

 

"La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida"