¿ES EL APALANCAMIENTO UN PROBLEMA AL OPERAR EN TRADING?

El apalancamiento es uno de los mayores atractivos que tiene el operar en bolsa a través del trading. La idea de poder obtener beneficios superiores a los que realmente nos correspondería por el montante de nuestra cuenta es uno de los motivos por los que muchas personas se deciden a operar en esta modalidad. El apalancamiento es un concepto alabado por muchos y odiado por otros tantos. Aunque sabemos que es una baza que puede jugar a nuestro favor, el no emplearlo de manera correcta nos puede dar más de un disgusto, y es una de las razones principales por las que tantas personas terminan perdiendo dinero o, incluso, toda la cuenta cuando deciden lanzarse a la aventura de la operativa en real.

Muchas veces la solución que se termina dando en trading es la misma: educación. Como en todas las disciplinas, formarse de manera adecuada nos permitirá aprovechar todas las herramientas que ofrece el trading a nuestro favor. Bajo el punto de visto de una persona que tiene la formación adecuada, te dirá que el apalancamiento es algo esencial para poder operar y obtener buenos y rentables beneficios. Sin embargo, alguien que no tenga formación en esta disciplina o no se haya formado de manera correcta verá el apalancamiento como un elevado riesgo que lo único que causará será una rápida pérdida de la cuenta de trading. Y os aseguro que es bastante más sencillo de lo que parece, lo único que necesitamos es formación, práctica y experiencia.

Apalancamiento y gestión de riesgo, los grandes aliados

Por lo pronto, quiero partir del principio, y decir una vez más que la gestión del riesgo es primordial, y os daréis en cuenta que siempre todo va unido a este tema. Jamás debemos confiarnos por nuestras operativas, jamás debemos pensar que somos infalibles, que nada puede salirnos mal, porque os aseguro que, cuanto más penséis esto, más posibilidades tendréis de perder capital. Por ello, cuando vayáis a abrir operaciones nunca penséis en todo lo que queréis ganar con ellas. Porque si empezáis a pensar en las ganancias sin haberlas recogido, es muy probable que la codicia os termine cegando y terminéis cayendo en un grave error.

A lo largo de mi experiencia como trader, he aprendido que antes de pensar en los beneficios debemos pensar en las pérdidas. Cuando realizo operaciones, aunque en ocasiones pueda tener una gran certeza del movimiento que debe realizar un mercado, siempre decido actuar con cautela, siempre me pongo en el peor de los escenarios. Antes de decidir qué lotaje voy a abrir, analizo y calculo muy bien mi análisis en función a la gestión de riesgo. Lo primero y más importante para mí es saber, en caso de que esa operación de la que estoy tan segura me pueda llegar a salir mal, cuánto capital podré perder. Por encima de todo, trato de limitar mi pérdida en todo lo posible, con un porcentaje que debemos dejar establecido y que determinará la máxima pérdida que nos podemos permitir según el montante que tengamos en nuestra cuenta en ese momento.

Primer objetivo, ¿ganar beneficio o limitar pérdidas?

Una vez que hemos limitado las pérdidas acorde a nuestras posibilidades, viene el paso que de manera más habitual suele gustarnos más, y que consiste en saber, una vez acotado el riesgo, según esa operación, las circunstancias de la operativa y el capital del que disponemos en ese momento, cuál es el potencial beneficio que podemos obtener. Como veis, no se trata del beneficio que quiero o me gustaría obtener, si no del beneficio que me puedo permitir dadas unas determinadas circunstancias y dentro de una operativa lógica y bien gestionada.

En otras ocasiones he hecho mención a esto, y es que no porque intentemos correr lograremos llegar a nuestro objetivo antes, más bien todo lo contrario. Si queremos llegar lo antes posible a formar una cuenta enorme probablemente nos quedaremos en

el intento, os aseguro que son muchos los que ya han vivido esta experiencia. Es mucho mejor ir poco a poco, pero con paso firme, antes de intentar dar grandes zancadas que nos devuelvan a la realidad.

¿Cuenta demo o cuenta real?

Si en este momento estás operando con una cuenta demo, probablemente todo lo que comento suene bastante nuevo ya que son vivencias por las que aun no se hayan pasado. Decir las cosas es muy fácil, pero vivirlas y sufrirlas es algo muy diferente. No obstante, se trata de una guía que tiene la finalidad de lograr identificar dichos sentimientos para intentar hacerles frente lo antes posible. La parte emocional del trading es una de las más duras que hay, por lo que si somos capaces de utilizar el apalancamiento a nuestro favor tendremos un fuerte aliado a nuestro lado que nos permitirá disfrutar del trading y lograr hacer de él una gran fuente de ingresos.

Por otro lado, si tu cuenta es una cuenta real ya quizás hayas vivido todo esto que estoy contando y en muchas de las cosas que comento te habrás sentido identificado. Son muchas las opiniones sobre el apalancamiento que podéis encontrar en cualquiera de los medios, pero como digo solo podemos aprovecharlo a nuestro favor si sabemos tener la mentalidad correcta y logramos llevar a cabo una adecuada gestión del riesgo. Muchos son los sentimientos que pueden surgir al preguntarnos si realmente somos válidos para esto, o si alguna vez lograremos lo que tanto anhelamos. Pues simplemente puedo decir que, si tenéis fe en vosotros y realmente estáis dispuestos a aunar fuerzas para alcanzar dicha meta de una manera adecuada, razonada y sensata, te puede costar más o te puede costar menos, pero finalmente lo lograrás.

Muchas veces se ha dado una publicidad incorrecta al trading, y es una pena, porque en realidad todo lo que merece la pena es difícil, supone un riesgo y un sacrificio, por eso cuando al final somos capaces de alcanzar nuestros objetivos nos podemos dar cuenta de que todo ese sacrificio mereció la pena.

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.