EL ORO, PRINCIPAL PROTAGONISTA DE LA GUERRA COMERCIAL

En los tiempos que corren, y como consecuencia de la guerra comercial y la fuerte inestabilidad económica mundial donde la desaceleración económica se ha colocado como principal protagonista, el oro se ha convertido en uno de los activos financieros más atractivos en los que invertir, fuerte refugio para los inversores que ven peligrar ciertos mercados, los cuales comienzan a sufrir las consecuencias derivadas de los peligros que acechan.

Son muchos los que deciden decantarse por el oro frente a cualquier otra commoditie, mercado que sabe crecer frente a las adversidades. Sin embargo, es preciso también que tengamos en cuenta que dentro del índice de commodities más conocido, el S&P GSCI, este activo ocupa un 3,7% de importancia, mientras que por su parte la energía ocupa un peso de 63%. No obstante, en contraposición diré que el oro ha sido la materia prima más rentable en los últimos 20 años. Como media, el oro se ha revalorizado en un 7,5% de media cada año desde 1998.

Otra ventaja importante que presenta el oro es que no sufre las consecuencias de malas rachas por las que puedan atravesar otras materias primas, aunque sí de las buenas. En momentos de crecimiento económico por parte de la bolsa, el oro también se ve contagiado por este efecto. Sin embargo, cuando los gráficos se ven perjudicados por algún motivo de incertidumbre económica, el oro se ve claramente reforzado. No queda afectado por la debilidad que puedan sufrir las commodities en un momento determinado. Por esta razón, se trata de un activo con poca volatilidad. Según datos presentados por Bloomberg y el Consejo Mundial del Oro, este se suele mover en un rango que está en torno al 15%, mientras que el índice S&P GSCI lo hace en un 20% aproximadamente.

Por ello, muchos de los que deciden invertir en el oro lo están haciendo para buscar un depósito que les proporcione valor en un largo plazo.

China decide aumentar sus reservas de oro

De esta manera, no es de extrañar que países como China hayan decidido aumentar sus reservas en oro en 100 toneladas, y es que se ha empezado a convertir en un activo estratégico y seguro en el que invertir, y es que la guerra comercial entre ambas potencias mundiales está abarcando todos los ámbitos. Así, se ha convertido en el banco central con más  cantidad de metales preciosos, alcanzando 62,64 millones de onzas después de la adquisición de 190.000 onzas a lo largo de septiembre, un aumento de 5,4 toneladas en un momento fundamental para el mercado mundial.

El oro, principal activo refugio para muchos países en todo el mundo

Pero el resto de países no se quiere quedar atrás, y determinados Estados emergentes están intentando diversificar sus reservas de activos y tratar de ser afectados lo mínimo posible ante unas tensiones comerciales que parecieran no tener fin, conflicto que se ha ido acrecentando desde en momento en que el presidente de los Estados Unidos anunciara la imposición de aranceles a distintos países, especialmente a China, desde el pasado mes de mayo de 2018.

Esta tendencia de adquirir oro fue iniciada principalmente por Rusia, quien en 2018 adquirió en torno a 27.000 millones de dólares en oro, lo que supuso la mayor adquisición de un metal precioso desde que EEUU decidiese abandonar el patrón oro en 1971. Han sido nada más y nada menos que 14 bancos centrales los que han tomado la decisión de aumentar sus reservas de oro a lo largo de este año.

Con este panorama, no es de extrañar que el gráfico del oro esté reflejando una fuerte tendencia alcista especialmente en los últimos meses, que ya empezaba a iniciarse no obstante en los últimos años. A día de hoy, el precio ya se ha consolidado por encima de 1.500 dólares por onza, cifras que no se presentaban desde el año 2013. Una vez que hemos sido capaces de alcanzar dicha barrera psicológica, es muy lógico pensar que, dándole el tiempo suficiente, este gráfico llegará a alcanzar la franja de 1.600.

Análisis técnico del oro para nuestras operativas

Por ello, como dije anteriormente, siempre y cuando sigan presentándose dificultades económicas, el precio del oro tenderá a subir. Aunque es cierto que las conversaciones entre Estados Unidos y China parecen avanzar de manera favorable estos últimos días, no debemos confiarnos, aun queda mucho que hacer y, por supuesto, no se han sentado en la mesa todavía ni mucho menos han llegado a firmar nada. De momento, únicamente se encuentran marcando posiciones antes de comenzar la negociación principal. Si finalmente llegasen a un acuerdo parcial como es intención de China, no obstante, es muy lógico pensar que los mercados se lo tomarán con un fuerte optimismo.

Por lo pronto, y como ya he comentado, el oro inició una tendencia alcista desde 2015, tendencia que se ha acelerado notablemente a lo largo de los últimos meses, especialmente desde el pasado mes de mayo, cuando Donald Trump aumentó las tensiones comerciales con China mediante la imposición de nuevos aranceles. Las últimas conversaciones han apaciguado bastante los mercados, aunque como ya he dicho no debemos confiarnos. Según podemos observar en el gráfico actual, el oro está realizando un canal bajista, señal que en principio únicamente nos indicaría una pequeña corrección, si bien dicho canal podría romperse en cualquier momento ante nuevos acontecimientos en torno a la guerra comercial.

Por lo tanto, aunque la tendencia es alcista en este momento nos encontramos en una fase de retroceso puesto que el gráfico está realizando una corrección, por lo que todas aquellas posiciones que abramos en venta tendrán que ser vistas desde el punto de vista de ir en contra de tendencia y midiendo bien los límites del que podría ser nuestro canal bajista. Por supuesto, para cambiar las ventas por las compras tendremos que esperar a que el gráfico comience a realizar nuevamente máximos superiores, en este caso por el momento por encima de 1.500, valor que tendremos que ir ajustando en caso de que el gráfico realice máximos más bajos, y de esta manera podremos ver la posibilidad de que el precio trate de alcanzar nuevamente la franja de 1.600

 

 

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.