QUÉ HAY DETRÁS DE LAS SUBIDAS DE ARANCELES ENTRE CHINA Y EEUU

Jornada en rojo para las bolsas. Así podríamos haber definido el último día de la semana pasada cuando, tras varios días de completo silencio, las dos grandes potencias mundiales se decidieron a mover ficha, y las consecuencias se reflejaron rápidamente en los mercados de medio mundo. Primero intervino China, quien anunció, según venía amenazando ya desde hace tiempo, la imposición de nuevos aranceles a Estados Unidos por valor de 75 millones de dólares como consecuencia de las últimas tarifas ya impuestas anteriormente por el país americano. Esto nos deja ver claramente que la posibilidad de que ambas partes lleguen finalmente aún acuerdo está cada vez más lejos.

Los aranceles que se impongan serán aplicados de manera simultánea, y Trump al mismo tiempo ha acusado al gigante asiático de haber robado una fortuna a Estados Unidos en propiedad intelectual. En reacción de las medidas impuestas por China, Donald Trump reaccionó rápidamente ordenando a las empresas estadounidenses que busquen una alternativa a China, sobre todo a aquellos que tienen oficinas allí, forzando a que empiecen a hacer los productos en su propio país después de que se impusieran aranceles también por parte de Estados Unidos.

Las fechas están sobre la mesa

Los aranceles tienen fecha de aplicación y, según confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores chino, está fijada en el 1 de septiembre, al igual que por parte de su rival. Estos aranceles incluyen la reanudación de las tarifas adicionales del 25% o del 5% a vehículos importados y elementos de fabricación de origen estadounidense a partir del próximo 25 de diciembre. Es por ello que llegamos a la conclusión que una de las intenciones principales por parte de Pekín es hacer el máximo daño posible al sector de la automoción americana.

Es evidente que, como venimos viendo desde hace ya mucho tiempo, las constantes disputas entre ambas partes han dado lugar a fuertes tensiones entre las dos grandes potencias mundiales, algo que ha resentido fuertemente a los mercados a escala mundial, entre ellos el europeo. De ahí que hablemos constantemente de una acusada desaceleración económica que está poniendo en grave riesgo de recesión a importantes economías en todo el mundo. Tal y como ha anunciado el comunicado de Exteriores chino, Trump está perjudicando en gran medida los intereses de muchos países, incluida China, poniendo en grave riesgo el principio de libre comercio.

Trump se hace eco de sus últimas medidas y opiniones a través de Twitter

Muy polémicas también han resultado las declaraciones que el presidente americano ha realizado sobre China en su cuenta de Twitter, donde ha asegurado que no les necesitan y que estarían mucho mejor sin ellos. Según escribió también, debe poner fin cuando antes a los años en que China ha estado robando a Estados Unidos. A su vez, se dirigió a las empresas de mensajería para pedir que rechazasen los paquetes procedentes de China que contengan fentanilo, un potente analgésico mucho más fuerte que la heroína que suele llegar habitualmente desde el país asiático, algo a lo que Xi dijo en su momento que terminaría pero que finalmente no ha sido así.

Mientras tanto, la Fed ya ha dejado ver su fuerte preocupación ante la situación por la que está atravesando el país. Teme entrar en una prolongada desaceleración que esté motivada fundamentalmente por la guerra comercial. Poco a poco, las perspectivas sobre el crecimiento mundial se han ido deteriorando progresivamente. Uno de los datos protagonistas está siendo la baja inflación, por debajo del objetivo que en su momento había planteado la Reserva Federal del 2%. Pero no solo Estados Unidos sufre las consecuencias, si no que también países como Alemania y China se encuentran inmersas en un grave riesgo de recesión. Por lo tanto, si tenemos también en cuenta la posibilidad también de un brexit duro, de los problemas del Gobierno italiano y de las tensiones en Hong Kong, el panorama económico se encuentra inmerso en un ambiente de tensión y turbulencias.

No obstante, de momento la Fed no ha querido resultar demasiado alarmista, y en sus últimas declaraciones ha dejado muy claro que la última bajada de tipos de interés fue debida a un simple ajuste de mitad de ciclo, una medida para recalibrar la economía. De esta manera, trata de evitar confirmar si realmente esta solo es la primera bajada de más que vendrán antes de que se entre en recesión o si es solo una medida antes la desaceleración continuada que se podría esperar. Ya sabemos que Powell ha sido criticado en numerosas ocasiones por Trump al afirmar que no tiene suficiente visión económica, un comportamiento nada propio en anteriores presidentes de Estados Unidos.

Claves en la operativa del par USDJPY

Uno de los mercados en los que apreciamos un mayor reflejo de la situación y el estado de la guerra comercial es el par USDJPY, el cual va perdiendo fuerza de manera continuada, especialmente en el momento de publicación de algún tipo de amenaza o consecuencia de Estados Unidos a China o viceversa, así como también en momentos de tregua, momento en que se observan ciertos retrocesos o consolidaciones por parte de este mercado. Lo que sí está claro es que ante cualquier novedad negativa entre las dos grandes potencias mundiales este par reacciona con abruptas caídas hasta niveles mínimos que hacía ya bastante tiempo que el precio no alcanzada.

El dólar sale fuertemente perjudicado en este par en ese tipo de momentos, y por lo tanto merece la pena estar muy actualizados ante cualquier tipo de novedad para poder aprovechar operaciones bajistas en el momento en que el mercado nos dé la correspondiente señal. Uno de los niveles protagonistas que encontramos en este momento es el soporte de 105,58, suelo de grandísima importancia del cual se está a la espera de que el mercado consiga confirmar su ruptura para poder seguir aprovechando operaciones bajistas. Recordemos que el par USDJPY no alcanzaba dichos niveles desde el pasado mes de marzo de 2018. Por ello, de confirmar el gráfico finalmente dicha ruptura y de seguir la guerra comercial en la misma situación, es probable que veamos caídas hasta un siguiente objetivo fundamental ubicado en la franja de 103,75.

Por otro lado, mucho cuidado ante cualquier tregua o intento de negociación ya que el gráfico podría realizar algún tipo de subida en forma de retroceso que nos permitiría aprovechar compras con gran precaución y estar a la expectativa de ver nuevas caídas para aprovechar ventas siempre y cuando la situación entre ambas partes siga en el mismo camino que en los últimos meses.

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.