EL FUTURO DE LAS CRIPTODIVISAS

Aunque hace años eran pocos los que lo podrían llegar a imaginar, las criptomonedas han pasado a ocupar un hueco muy importante en el mundo de las finanzas, y es que se han convertido en parte importante del desarrollo tecnológico en todos los países. Sin embargo, aún son difíciles de comprender, y hay cierta confusión a la hora de identificarlas todas bajo el nombre de Bitcoin. El Bitcoin, no obstante, nació en 2009 tratando de evitar que el banco tuviera que actuar como intermediario y asegurando su seguridad a través del empleo de la tecnología.

El empleo de esta criptodivisa es muy sencillo: se compra el dinero de manera digital y se carga en una billetera virtual, pudiendo comprar así a través de internet sin tener que emplear ningún tipo de dato procedente de un banco. Según ha afirmado Patrick Byrne, director de Overstock, la empresa recaudó casi inmediatamente 100.000 dólares en pedidos pagados a través de esta divisa. Hoy en día es muy complicado saber cuántas criptomonedas se operan en el mercado, y son pocas las más conocidas como el Quark, el Litecoin o el Dogecoin.

Bitcoin, la reina de las criptomonedas

La moneda Bitcoin se considera fuertemente cifrada, protocolo que fue diseñado a través de la red P2P de internet. Como he comentado anteriormente, no está respaldada por ningún tipo de banco o gobierno. Sin embargo, aunque parezca mentira esta moneda virtual tiene un antecedente de años atrás, en concreto en los años 70, cuando se empleaban firmas digitales basadas en la criptografía de clave pública.

Al margen de sus antecedentes, fueron varias las empresas que finalmente decidieron adaptar dicha moneda digital como medio de pago para gran cantidad de servicios asegurando el anonimato a sus clientes. Se trata de un sistema muy potente puesto que además ofrece la posibilidad de realizar transacciones en 60 países que tienen bloqueado el sistema de Paypal, quedando así fuera del control oficial. Incluso cabe destacar el caso de la compañía WikiLeaks, que pidió ayuda a Bitcoin una vez que fuera bloqueado en Visa, Mastercard y PayPal.

El crecimiento que tuvo Bitcoin fue exponencial, incrementándose al 4 mil por ciento desde el año 2013 hasta noviembre de ese mismo año. Debido a la gran aceptación de este método de pago, han sido muchas las administraciones, como la de Donald Trump, los que se han posicionado como detractores, en especial hacia la nueva divisa de Facebook, la Libra, que ha hecho perder posiciones al Bitcoin, una de las más conocidas.

Proyecto de futuro para las monedas virtuales

Por otro lado, son muchos los influencers de internet los que están tratando de apoyar el proyecto de las criptodivisas, aunque el fuerte desconocimiento por parte de la gran mayoría de la población hace que su crecimiento, no obstante, se esté ralentizando. Uno de los factores que más dudas genera es el desconocimiento sobre su funcionamiento. Según el informe de Kaspersky, muchos consumidores tienen curiosidad por emplear criptodivisas, pero la desconfianza es lo que les frena a la hora de decidirse a emplearlas como método de pago. Según se suele coincidir, son muchos los que prefieren esperar a que se estabilicen más en los mercados para decidirse a emplearlas como método de pago. Esta desconfianza, además, lleva a pensar que es probable que no existan para siempre y que tengan fecha de caducidad.

El camino por recorrer aún es largo, y es que la mayor preocupación para consumidores e inversionistas es el riesgo real que se pueda correr. Además, los estafadores pueden emplear este método de pago a su favor, ya que crean carteras electrónicas falsas para atraer a los consumidores para invertir su dinero de manera imprudente. Después de que durante mucho tiempo se haya comprobado la seguridad de muchas empresas dedicadas a este campo, se confirma que es necesario que se adopten los más desarrollados sistemas de seguridad para poder detectar cualquier tipo de potencial vulnerabilidad. Por lo tanto, aunque el interés a la hora de emplear esta tecnología es muy elevado, resulta muy complicado invertir el dinero que se ha ganado en algo que no se entiende o del que no se tiene la suficiente confianza.

Donald Trump e instituciones hacen sus declaraciones al respecto

Sin ir más lejos, Trump hizo unas declaraciones hace unos días sobre el futuro de las criptomonedas, quien aseguró que son “puro humo” y que gracias a ellas se puede incentivar la venta de drogas u otras actividades de carácter ilegal. Estas afirmaciones tuvieron lugar después de que Facebook comenzara con su propia moneda, la “Libra”. Según se ha dirigido el Presidente a dicha empresa, si estos quieren adentrarse en el mundo de las monedas virtuales, deberán adecuarse a las regulaciones correspondientes tanto de su país como a nivel internacional para convertirse en banco. Ya ha asegurado que el camino de la Libra no será fácil.

 

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional ya ha destacado la necesidad que hay de regular las criptomonedas debido a los fuertes riesgos que pueden llegar a presentar. Así lo ha asegurado su director interino, David Lipton, que explicó que este moderno método de pago

puede suponer un aporte tan importante como el que internet supuso para el mundo de la información: transacciones seguras, instantáneas y casi gratuitas. Sin embargo, los problemas más crecientes que ahora presentan son la creación de monopolios, así como el modo en que se monetizan los datos personales, entre otros tantos.

Además, por otro lado, podrían presentar un impacto fatal para otras divisas con menor poder, así como la expansión del dólar o la posibilidad de que se puedan llegar a emplear en actividades ilegales, las consecuencias que puedan traer a entidades financieras que poseen grandes cantidades de dinero o incluso la amenaza a la propia estabilidad financiera.

De esta manera, una de las tareas más importantes del FMI debe consistir, según Lipton, junto con otros reguladores, en el refuerzo sobre el marco de acción en estos nuevos métodos de pago. Más allá de todo este sonado tema que no deja de ser una gran novedad, ya se han hablado en muchas ocasiones sobre el reto al que se enfrentan las grandes economías avanzadas, y que no es otro que el ambiente que se ha creado basado en la pérdida de confianza y de cohesión social.

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.