LA DIMISIÓN DE THERESA MAY Y LO QUE PODEMOS ESPERAR A PARTIR DE AHORA DEL BREXIT

Después de que hace ya 3 años que tuviera lugar el referéndum favorable del brexit, la incertidumbre generada en torno a cómo podría acabar todo es cada vez mayor. Sigue habiendo un bando muy fuerte que considera más oportuno llegar a cabo un brexit duro, es decir, un brexit sin acuerdo que supondría la ruptura más abrupta posible con la Unión Europea. Por supuesto, hay otro bando que está en contra de esto y está dispuesto a defenderlo a capa y espada.

De ahí que, como resultado, nos encontremos dos bandos fuertemente divididos en el Parlamento Británico que están dispuestos a lo que sea con tal de defender su posición. No es de extrañar que tratar de adivinar lo que puede llegar a ocurrir es muy difícil, prácticamente tarea imposible. Lo que sí esta claro es una cosa: ese proceso de divorcio, de fragmentación, también ha calado hondo en el seno de Reino Unido y ha producido una fuerte división entre la misma población. Y es que los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo en Reino Unido han mostrado unos resultados muy interesantes. En contra de lo que estimaba Neil Farage, presidente del partido Brexit Party, quien ha conseguido el mayor número de parlamentarios, el brexit no ha logrado ganar las elecciones esta vez. El mismo porcentaje de votos y el mismo número de parlamentarios ha sido conseguido tanto por aquellos partidarios de quedarse en la Unión Europea como por aquellos que están en contra

Pero esta división ha afectado y se ha hecho más que palpable también en el seno de la población. Por todo ello, es muy difícil pensar que quien salga en sustitución de Theresa May logre reparar dicha fractura, ya que todo apunta a que el nuevo representante podría adquirir una postura más pro-brexit. La imposibilidad de que se puedan cambiar los términos del acuerdo del brexit llevado a cabo por los gobiernos es cada vez mayor. Tal y como ha seguido resaltando la Unión Europea, dicho acuerdo no es modificable.

Las fronteras de Irlanda

Como ya hemos visto en repetidas ocasiones, el principal problema y razón por la que dicho acuerdo no llega a aprobarse es el aspecto que más ha mantenido alejados de estar de acuerdo a la Unión Europea y a Reino Unido: la frontera física entre ambas Irlandas. La única alternativa que se da a día de hoy es que Irlanda del Norte pertenezca a la unión aduanera con

Europa. Está claro que uno de los principales temores entre los británicos son las serias consecuencias económicas, políticas y culturales. Y esta vez May se ha marchado, consciente de una derrota que ya llevaba arrastrando durante un tiempo.

Pero la Primera Ministra ha decidido marcharse sin ningún discurso político ni ningún tipo de declaración pública, algo que hace muy evidente su soledad en los últimos días de su mandato. Y es que momentos como la visita de Donald Trump a Reino Unido han sido vividos con amargura por ella, ya que en el momento en que dicha visita fue programada no se podía llegar a imaginar un momento de tanta acidez en el brexit, ni que el escenario político estuviese tan revuelto, o que ella misma estuviese a punto de dimitir.

Visitas de Estado a Gran Bretaña

Así, Donald Trump se ha estado reuniendo con algunos de los candidatos a sucederla, como por ejemplo Jeremy Hunt, ministro de Exteriores, o Boris Johnson, exalcalde de Londres. En este momento, la Primera Ministra se marcha con un partido conservador fuertemente fragmentado. A día de hoy, son muchas incógnitas las que quedan pendientes de resolver.

Ahora, sin embargo, hay una fecha que resuena en el futuro económico y político de Gran Bretaña: el 31 de octubre. A día de hoy, es imposible saber si Reino Unido decidirá abandonar la Unión Europea antes de la fecha indicada o si tendrá que esperar hasta el día límite o si, incluso tendrán que verse obligados a pedir una nueva extensión una vez más, algo que muy probablemente la Unión Europea podría no conceder. Por el momento, la opción de una salida de la Unión Europea sin acuerdo parece ser la más inevitable.

 

Posibles sustitutos de Theresa May

Una decena de miembros son los que suenan estos días como posibles sustitutos de Theresa May. Los más populares, por el momento, son Boris Johnson, Rory Stewart o Esther McVey, siendo el primero de ellos el más popular. La elección de este nuevo líder debería darse en el mes de julio, aunque tampoco se ha descartado que incluso este proceso pueda llegar a alargarse hasta septiembre, algo que dejaría muy poco margen al plazo del 31 de octubre. De momento, May estará en funciones hasta que termine de elegirse al que será su sucesor. Si la Unión Europea decide no reabrir negociaciones son tres las opciones que se barajan en este momento: un brexit duro, un nuevo referéndum o revocar el artículo 50, lo cual significaría que el Reino Unido llegase a revocar de manera unilateral la ruptura.

Por el momento, como ya he comentado anteriormente, el Partido del Brexit no ha logrado su primer escaño en el Parlamento Británico tras las elecciones. La participación de estas

elecciones fue del 48,4%, menos de la mitad del censo, algo que supone una fuerte caída con respecto a las votaciones de 2017, con un 67,8% de votantes.

 

Acusaciones a Boris Johnson:

Por otro lado, tras la acusación de “conducta impropia en un cargo público” por las mentiras del Brexit, Boris Johnson no tendrá que declarar finalmente ante el juez. El alto tribunal no considera que se comportase de manera impropia cuando afirmó que la salida de la Unión Europea le permitiría a Reino Unido ahorrarse 350 millones de libras a la semana, cifra que fue rebatida por la institución oficial de estadística británica. Finalmente, pese a la fuerza mediática que tuvo dicho caso, los analistas afirmaron que tenía pocas posibilidades de seguir adelante en los tribunales británicos. La acusación insistió sobre la irresponsabilidad de dicha conducta pese a su condición de diputado y alcalde de Londres. Cabe destacar que este delito puede conllevar penas de hasta 20 años de cárcel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La información proporcionada aquí ha sido producida por terceros y no refleja la opinión de AxiTrader. AxiTrader ha reproducido la información sin alteración o verificación y no garantiza que este material sea exacto, actual o completo y no se debe confiar como tal. La información no debe interpretarse como una recomendación, consejo de compra o venta, o una solicitud de oferta de compra o venta de cualquier producto financiero, o para participar en alguna estrategia de trading en particular. Los lectores deben buscar su propio consejo. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida.